Síntesis de la Doctrina de la Raza y Orientaciones para una educación racial
ISBN: 1913057348
EAN13: 9781913057343
Language: Spanish
Pages: 314
Dimensions: 1.00" H x 9.00" L x 6.00" W
Weight: 1.00 lbs.
Format: Paperback

Síntesis de la Doctrina de la Raza y Orientaciones para una educación racial - Spanish Language Edition

Select Format
Select Format Format: Paperback Select Conditions Condition: New

Selected

Format: Paperback

Condition: New

$26.43
Quantity
121 Available

Select Conditions
  • New $26.43 Síntesis de la Doctrina de la Raza y Orientaciones para una educación racial
Book Overview
En su aspecto pol tico m s gen rico y com nmente conocido, el racismo se empe a en individualizar al tipo humano predominante en una determinada comunidad nacional, en preservarlo de cualquier alteraci n y contaminaci n, en potenciarlo, en hacerle corresponder un determinado sentimiento y un determinado orgullo, el cual se dirige a desarrollar, tonificar, hacer m s concreto y org nico el principio gen rico de la nacionalidad. Se trata as , en primer lugar, de una continuaci n de todo aquello que el Fascismo desde su adveniento ha buscado en materia de pol tica y de higiene social y, luego, en tanto escuela de virilismo y de fuerza para el pueblo italiano y sobre todo para sus nuevas generaciones. La conquista del imperio africano ha tra do como natural consecuencia un nuevo orden de medidas protectoras y profil cticas, procedentes de an logas exigencias y de la evidente oportunidad de que, en el contacto con pueblos inferiores, el pueblo italiano tuviese el muy neto sentido de las diferencias, de su dignidad y de su fuerza. En un segundo aspecto de car cter interno el racismo se presenta como una nueva potencia del nacionalismo, porque el sentirse de una misma raza -aun cuando esta expresi n valga m s como un mito que como una idea muy precisa- es evidentemente algo m s que sentirse de una misma naci n. En tanto mito pol tico, la raza es la naci n viviente, no encerrada en abstractos l mites jur dicos o territoriales, ni agotada en una simple unidad de cultura, lengua e historia. El sentimiento de raza va hacia algo m s profundo de todo esto, va hacia los or genes y es inseparable de un sentimiento de continuidad, ella toca cuerdas profundas del ser humano. Es una verdad sta que se refleja tambi n en la sabidur a popular, en sus modos de decir, como la voz de la sangre, la raza no miente, el que tiene raza, venganza o culpa de la sangre, etc.